La historia es el marco de nuestra memoria. Los acontecimientos del pasado marcan nuestros recuerdos y los objetos con los que convivimos. Al recordar, damos vida a aquellos momentos pretéritos que, de una manera u otra, hablan de lo que somos hoy en día. Dando una vuelta de Victoriano Beneyto Verdú, Los parques de Julia de Wenceslao Pérez Martínez, Ayer y hoy de un sueño de Carla Verdejo, Moto de Hojalata de José Manuel Colomer Soriano o Arqueología Contemporánea de Pau Soler García son sólo algunos ejemplos de esta tendencia a tomar momentos del pasado como excusa para la creación.

Arqueología Contemporánea, Pau Soler García

En este sentido, El juguete que se hizo real de Luisa Vidal bucea en la historia de un “click original de Famobil del año 1974” y la relación con su hija Blanca, dando lugar a su bella obra. Ella misma nos comenta su experiencia.

 

La memoria, tanto individual como colectiva, ha sido el leitmotiv de muchas obras a lo largo de las cuatro ediciones de Històries de joguets. Sin embargo, la manera de abordar este tema puede realizarse desde puntos de vista muy diferentes.

La última derrota es el olvido. Edu Serrano y Laura López Chesa

Es interesante en este caso mostrar el texto íntegro que acompaña la obra de Edu Serrano y Laura López para esta cuarta edición de la exposición:

“Tras el golpe de estado fascista del 18 de Julio de 1936 la fábrica Payá pasó a colectivizarse por la UGT, posteriormente pasaría a depender de la Subsecretaría de Armamento del Gobierno de la República. De esta forma se convertiría en la Fábrica nº27, de aquí ya no saldrían juguetes, si no material de armamento. Tan solo existiría una excepción, El Miliciano (Ref. 625), adaptación del molde de un guardia fabricado antes de la Guerra, se le cambió la cabeza y el brazo que, al accionar el resorte, saluda levantando el puño.

La derrota del gobierno legítimo de la Republica el 1 de abril de 1939, fue la sentencia de muerte del miliciano de hojalata. Desapareció, tras la oscura ventisca de la represión, como todos los sueños y esperanzas, olvidado bajo la capa de polvo que procura el tiempo. Tan solo algunas imágenes, pocas memorias y un ejemplar aislado nos habían llegado de aquel juguete.

Regresa como escombros del pasado que hoy vuelven al edificio que le vio nacer. Saludando al recuerdo, demostrando, que la única derrota es el olvido”

La memoria también se aborda en esta obra que rescata un sorprendente juguete, símbolo de la resistencia de un gobierno republicano en tiempos convulsos que finalmente caería a la fuerza, dando paso a la dictadura franquista sobre una maltrecha sociedad española de postguerra. Un momento que el autor y la autora desempolvan con su obra. Al conversar con ellos sobre su propuesta, me enviaron esta animación que devuelve a la vida, más si cabe, un recuerdo en forma de juguete.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Fill out this field
Fill out this field
Please enter a valid email address.

10 − 6 =

Menu

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies